Resumen del 2014

22/12/2014

No se preocupen, no voy a tratar de resumir todo el año. Solo tengo unos pensamientos finales antes de que cuelgue el teclado hasta el año nuevo (ya sé cuál será mi resolución de año nuevo: ignorar todos los comentarios de los medios (redes sociales) a menos que contengan algo interesante o sustancial en ellos).

Mi libro fue analizado en Private Eye esta semana (creo que tendrías que ser británico o estar muy interiorizado con la cultura británica para entender lo que esto conlleva). El artículo es más o menos neutral – acepta algunos de mis argumentos, critica a otros, y hace lo mismo con los proselitistas. Así que es una reseña bien neutral, por lo que no me puedo quejar.

No obstante, está llena de puntos algo bizarros. El autor dice que mi libro fue bien recibido por The Spectator, pero fue vilificado en las redes sociales, en la radio y otros periódicos, y por lo tanto da la impresión de que prácticamente toda la cobertura ha sido muy negativa. Esto no es cierto. También fue bien recibido en The Guardian y Times, y el artículo de la Prensa Asociada que fue ampliamente sindicado (por ejemplo, en The Daily Mail) incluía un par de pasajes amargos pero también tomó al libro en serio. En realidad, la única crítica negativa en el Reino Unido vino de The Telegraph; en general, la cobertura en este país ha sido positiva.

Tengo un sincero interés en saber qué programas de radio ha escuchado este crítico, ya que fui mucho mejor recibido en el segmento de 20 minutos en BBC Radio 3 de lo que lo fue Eduardo Méndez (el director ejecutivo de El Sistema), y en los otros dos debates de la BBC los entrevistadores no tomaron posición alguna. En cuanto a las redes sociales, depende que es lo que uno lea… Pero en general, este tema parece ser más una profecía auto-cumplida en lugar de una descripción de lo que realmente ha estado sucediendo en las últimas semanas.

También describe al libro como “escrito con un propósito y basado evidencia anecdótica”. Por la 50ª vez, y como lo explico en la introducción, el libro no fue “escrito con un propósito”. Es el resultado de un proyecto de investigación que comencé, de hecho, bajo una premisa positiva.

Y sí, hay una gran cantidad de evidencia anecdótica en el libro – es algo que casi no se puede evitar si vas a realizar muchas entrevistas con músicos venezolanos – pero está respaldada por otros tipos de evidencia, siempre que sea posible.

Tomen, por ejemplo, la primera parte del capítulo 1. Mi caracterización de Abreu parte de una gran cantidad de artículos de periódico al igual que material de varias entrevistas, y se basa en análisis publicados por dos periodistas investigativos que hicieron una investigación a fondo de Abreu y dos de personas que eran cercanas a El Maestro, entre otros. Lejos de no estar “respaldado”, pero tras leer esta reseña pareciera que se tratan de chismes que escuché en un bar.

Finalmente, describe mis afirmaciones como “exageradas”, pero no provee ningún argumento o evidencia para respaldar esta alegación. Son exageradas porque dice que son exageradas. Esto es algo que se parece mucho al tipo de afirmaciones no comprobadas que me acusa de hacer.

¿Dónde está la investigación que contradice mis argumentos? ¿Dónde está la evidencia que sugiere que mi caracterización de Abreu es incorrecta? Si es que no existen, entonces tal vez valga la pena considerar la posibilidad de que aquellas personas que proveyeron la evidencia anecdótica (músicos, periodistas, musicólogos y funcionarios culturales venezolanos) tengan razón.

***

Ha habido muchas quejas sobre el tema de las estadísticas en mi libro. Aparentemente las estadísticas son las únicas cosas que sirven de evidencia para algunas personas. Así que podemos olvidarnos de la moralidad, la ética, la filosofía o la pedagogía.

Así que hablemos de estadísticas. Existen partes de mi libro que incluyen o analizan estadísticas, aunque no van a escuchar esto de la gente que se está quejando, quienes simplemente eligen ignorar estas partes. Veamos cuatro de ellas.

1) Hice notar algunos de los datos provistos por el historiador oficial de El Sistema, Chefi Borzacchini:

% de músicos mujeres en la principal orquesta de gira de El Sistema, la Simón Bolívar “B” = 22%

Número de jefas de fila = 1

Número de mujeres en la lista de 31 directores emergentes = 0

Me parece curioso que ningún comentarista ha hablado de estas estadísticas en particular, las cuales sugieren que uno obtiene mayor acción social a través de su música si es hombre.

2) Analicé el famoso cálculo costo-beneficio de 1:1,68, el cual es la base del reporte de José Cuesta que sirvió de respaldo para el préstamo de segunda fase de 150 millones de dólares otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo. A diferencia de los defensores de El Sistema, yo analicé en detalle ese reporte y sus cálculos, y hablé de ellos en mi libro. Como era de esperar, el BID se distanció de este reporte, aunque le tomó mucho tiempo a los seguidores de El Sistema el darse cuenta de esto. Es interesante que nadie quiere hablar de esa estadística en la actualidad.

3) Hablé sobre el reporte que fue realizado por la Universidad de Los Ángeles en Mérida entre 1999 y 2003. Nuevamente, parece que este reporte no ha sido escrudiñado muy a fondo por terceros, ya que contiene evidencia estadística de que la participación a más largo plazo en El Sistema ha tenido un efecto negativo pequeño en la asistencia a la escuela y los logros académicos. Nunca he visto que esto haya sido mencionado.

4) En mi libro hice la observación de que parecía que nadie sabía cuál era la tasa de abandono de El Sistema. Cuando Tom Service le hizo esta pregunta a Eduardo Méndez en el programa Music Matters en la BBC Radio 3, este último admitió que no sabía la respuesta. Esta es una admisión seria para el director de un importante programa de educación financiado por el gobierno.

Así que la verdad es que me gustaría mucho hablar de estadísticas. ¿Por qué es que nadie más quiere hacerlo?

***

Aquí les traigo un pequeño regalo de navidad: un video. Posiblemente sea importante saber de que El Universal es administrado por el hermano de José Antonio Abreu, Jesús Abreu Anselmi. Un poco de márquetin cruzado en la familia para estas fiestas.

***

Ahora que estoy con un tono más positivo, déjenme terminar con tres puntos más:

1) Mi libro ya está disponible en Kindle, así que ya no es imposible conseguirlo en donde sea que estén (aunque les deseo buena suerte si quieren una copia física).

2) Estoy enormemente agradecido por los mensajes de apoyo que he recibido en los últimos dos meses de ex miembros y miembros actuales de El Sistema, de otros músicos venezolanos, y de amigos y colegas. No siempre es fácil recibir todas las críticas, pero estos mensajes renuevan mi fuerza y determinación.

3) Descubrí dos excelentes proyectos musicales este año, Future Band y Animate Orquestra, aquí mismo en Londres. Así es como se ve la educación musical de orquesta en el siglo veintiuno. Puede que no tenga el bombo publicitario de la prensa ni se estén diciendo grandes cosas de ellos, pero esto sí es acción social por la música.

Y de ñapa, un dicho venezolano: solo le tiran piedras al árbol que da frutos.